¿Tienes un enemigo del que quieres vengarte? Quizás un compañero de trabajo que no se portó bien contigo. Te presentamos algunas formas para hacerlo. Puede ser una bomba de brillo, un envoltorio con sangre o una horrible bolsa con desechos humanos. Todas son buenas ideas. Sin embargo, una empresa fue más allá. Ahora puedes enviar un gas por correo. Sí, así como lo oyes. Se echan un gas, lo meten dentro de un frasco y lo envían a quien tú quieras. ¿Gran idea verdad? Serás el rey de las bromas.

Comments

comments