fbpx

En lo que hubiera sido su cumpleaños número 31, Amy Winehouse pasó a tener su propio memorial público en su ciudad natal. De tamaño real y bronce macizo, la escultura ubicada en Camden, Londres, se propone recordar a la cantante, su música, su presencia y su lucha por las drogas. Winehouse murió a los 27 por una intoxicación alcohólica. Hoy, sus padres llevan adelante la “Amy Winehouse Foundation” para ayudar a jóvenes que luchan contra las adicciones. Su legado y su presencia, inmortalizados en la escultura que ya atrae toda la atención de Camden.

Comments

comments