El grupo extremista islámico, Boko Haram, deja tres muertos al atacar salvajemente la casa del viceprimer ministro de Camerún, Ahmadou Alí, y secuestra a su esposa en las celebraciones religiosas de Ramadán.  Luego atacan la casa del líder religioso y alcalde de Kolofata, Seini Boukar Lamine, y también lo secuestran. Camerún siempre ha luchado contra la milicia, y ha desplegado unos 1000 soldados en la frontera con Nigeria. Este es el cuarto ataque a Camerún por parte de Boko Haram desde el pasado viernes. Aproximadamente 22 sospechosos de apoyar a Boko Haram, fueron sentenciados con 10 a 20 años de prisión. No se sabe si la razón principal de este ataque es venganza.

Comments

comments