fbpx

Casi dos años después de la muerte de Hugo Chavez, producto del cáncer. Las emociones siguen caldeadas en Venezuela. La polémica gira en torno a un hombre fuerte cuyo socialismo del siglo XXI fue alabado y criticado. Pero alguien que no pasó desapercibido. Menos para los pobres. A pesar de su muerte en Marzo de 2013, su memoria permanece viva mientras se cuestiona su legado.
Durante casi 15 años en el poder, Chavez sacó a millones de venezolanos de la pobreza por medio de programas sociales implementados gracias a los ingresos del petróleo. Entre las políticas más populares de Chavez estuvo el compromiso de construir millones de viviendas nuevas para los más pobres del país.
Domingo Rebolledo fue uno de los muchos que se benefició del chavismo. Él comparó la pérdida del ex presidente con la de un padre: “Siento el mismo dolor que sentí hace dos años. Hablar de Chávez es como hablar de la pérdida de un padre y lo sentimos de verdad porque hoy tenemos un presidente obrero, revolucionario, socialista y muchos decimos o cometemos aquel grave error de decir que Maduro no es Chávez. Sin embargo, es todo lo contrario, porque todo el mundo dice “somos Chávez”, dijo.
El programa de educación de Chávez permitió la creación de programas de educación públicos y así aumentar la matriculación de los pobres. También aumentó los fondos a los servicios médicos en el asediado sistema de hospitales públicos del país. Pero dos años después, no todo el mundo conmemora al ex presidente. Una serie de violentas protestas, una inflación galopante y la escasez de productos hace que muchos se opongan al chavismo y al presidente sucesor Nicolás Maduro.
En un sondeo de opinión publicado en enero, el índice de aprobación de Maduro ha caído a 22 por ciento, el más bajo en dos años. Venezuela empezó el 2015 con el “chavismo” viviendo su punto más bajo desde que un breve golpe de Estado intentó derrocar a Chávez en 2002. “Maduro tiene una imagen bastante mala. La impronta de Chavez ha venido mermando de una manera importante. La gente que se autoafirmaba como chavista hace dos años era bastante mas que la que se identifica hoy. Ese número podía llegar hace dos años al 40% y hoy no llega al 20%”, dijo el analista político, Carmen Fernández.
Entre los más feroces críticos de Maduro y Chavez, está Corina Machado, acusada el año pasado de participar en un complot para matar al presidente Nicolás Maduro. Machado culpó a un legado de 15 años de gobierno de Chávez para la miríada de problemas económicos y la creciente polarización política del país.
Pero, golpeada por la recesión, Venezuela se recupera de una tasa de inflación del 64 por ciento y una caída de los precios mundiales del petróleo, algunos de los residentes de Caracas dicen que han cambiado y han olvidado a Chávez. Frente a las elecciones parlamentarias de este año, el chavismo podría colgar de un hilo con Maduro.
Hoy en día, el cuerpo de Chávez sigue siendo consagrado en un sarcófago en el Museo de la Revolución en Caracas. Su revolución bolivariana no murió con él, pero se enfrenta a retos que incluso quizás Chávez no podría haber previsto.

Comments

comments