Se ha convertido en una especie de tradición. Desde 1927, los editores de la revista TIME eligen a la persona del año entre políticos, ideólogos, empresarios, celebridades, etc. El factor decisivo se centra en quién fue esa persona que más influyó en las vidas y noticias del mundo. En el 2012 fue Barack Obama, y en el 2013, el Papa Francisco. Este año, los editores eligieron a los combatientes del ébola porque “arriesgaron, persistieron, se sacrificaron y salvaron vidas”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y hasta el 6 de diciembre, el brote ya deja 6331 muertos y 17.800 casos de contagio en Sierra Leona, Liberia y Guinea. Muchos, eran doctores y enfermeros que se contagiaron el virus al cumplir su función sanitaria. Tal vez, la verdadera tapa la merece Excalibur, pero no estará vivo para verlo.

Comments

comments