En el pueblo de Rifle en el estado de Colorado en los Estados Unidos abrió sus puertas “Shooters Grill”, un restaurante que permite a sus meseras y a los clientes portar abiertamente armas cargadas. La iniciativa surgió de su dueña Lauren Boebert que sólo desea que las personas puedan ejercer su derecho de portar armas libremente como lo dice en la constitución de los Estados Unidos en uno de sus artículos. Irónicamente, el lugar está decorado de armas y de crucifijos en todos lados. El restaurante también se destaca por su buena comida y excelente servicio ya que ha ganado numerosos reconocimientos locales.

Comments

comments