Aunque sea obvio, Red Bull no es un hada madrina ni nada por el estilo, por tanto no te dará alas… aunque ese sea su slogan de hace 20 años. Consumidores demandaron a la compañía por no haber percibido ninguna mejora física o mental durante todo este tiempo. Red Bull deberá ahora pagar más de US$ 13 millones por afirmaciones falsas y publicidad engañosa.  Si bebiste Red Bull en los últimos diez años, puedes reclamar un cheque de US$10 o un cupón por productos de la marca valorado en US$15.

Comments

comments