Nuestras sospechas fueron confirmadas. Ir de compras es orgásmico. Sí, ir de compras causa el mismo placer que el sexo.
Científicos de la Universidad de Michigan descubrieron que ir de compras y conseguir ofertas provoca las mismas sensaciones y emociones que sentimos cuando tenemos sexo.
Con un sensor conectado al cerebro de un grupo de personas se descubrió que este daba señales de placer cuando la persona que compraba veía una oferta.
Así que ya sabes, si te cansas de tu novio, puedes reemplazarlo fácilmente por el placer de comprar.

Comments

comments