fbpx

Tras 53 años de silencio atroz e incomunicaciones, Cuba y EEUU retomaron el diálogo. Una medida que genera mucha polémica, sobre todo en Estados Unidos entre republicanos conservadores y cubanos exiliados residentes en Miami, que ven en esta apertura, un beneficio a ese gobierno que tanto odian.
Pero del otro lado, en la isla, los habitantes se muestran optimistas y esperanzados, no sólo por la mejora que vendrá a nivel económico o de nivel de vida. Evidentemente a los cubanos el fin de una distancia ajena los llena de alegría.

Comments

comments