fbpx

El deseo y determinación de la candidata Marina Silva no fueron suficientes. Los brasileros eligieron por la continuidad y le dijeron no al cambio. La actual presente de Brasil, Dilma Rousseff ganó las elecciones. Aunque no tuvo la mayoría necesaria y deberá ir a una segunda ronda, el mensaje fue claro, los brasileros quieren cambio pero no tomar riesgos. El crecimiento en Brasil se ha reducido y la inflación disparado. Hay gran descontento por las políticas del gobierno y en especial el sobregasto. Pero los brasileros quieren proteger sus ganancias de los últimos 10 años, Y lo mas factible es que reafirmen a Dilma Rousseff en la segunda ronda. Como dice el refrán…mejor malo conocido que por conocer.

Comments

comments