El fin de semana, un médico estadounidense que fue infectado en África Occidental llegó a un hospital de Atlanta para el tratamiento y hoy martes llegó la segunda persona norteamericana con el virus a ser tratada en el mismo hospital. Se cree que es la primera vez que alguien infectado con Ébola ha sido llevado a los EE.UU. Ébola no se transmite fácilmente al estornudar o toser; los pacientes van a ser tratados en una unidad de aislamiento especial. Este brote ha provocado más de 700 muertes en el África occidental. La probabilidad de un brote en los EE.UU. es muy baja. Pero aún así, la idea de traer a casa este virus está haciendo que una gran cantidad de personas manifiesten su preocupación a través de las redes sociales.

Comments

comments