Verruckt es la nueva atracción del parque Schlitterbahn, en Kansas City, EEUU. Ha sido declarado oficialmente como el tobogán de agua más alto del mundo por los Record Guiness. Cuenta con un total de dos caídas, la primera caída es de 51,5 metros y la segunda bajada de 15 metros. La experiencia no es individual, ya que las “balsas” usadas para deslizarse son de cuatro pasajeros. Verruckt abrirá próximamente en este verano 2014.

Comments

comments