fbpx

Las Cumbres Iberoamericanas son como una gran reunión familiar después de muchos años. Están los padres españoles y los hermanos latinos que se reúnen para tratar temas comunes. Esta vez fue en Veracruz, México, en medio de la revuelta y crisis interna que enfrenta el país. Los reclamos ya se escuchan desde afuera del recinto: “Faltan 42. Fuera Peña”.

A pesar de que México y España se esforzaron en reunirlos a todos, siempre falta alguno, y justamente algunos hermanos rebeldes, y de izquierda, no aparecieron. Se trata de los mandatarios de Brasil, Argentina, Venezuela, Cuba y Bolivia.

Debatirán sobre educación, cultura, pobreza, desigualdad e innovación. Y como en toda reunión familiar, disputas no van a faltar.

Comments

comments