Sí, no estas leyendo mal. En Nueva Zelanda existe el primer pulpo fotógrafo. ¿Cómo es posible?
Fue un experimento de Sony en conjunto con el acuario Sea Life de Nueva Zelanda. Constaba básicamente de entrenar a un pulpo, de nombre Rambo, para que sacara fotos desde su pecera en el acuario.
Luego de dos meses de duro entrenamiento, y muchas cámaras rotas, Rambo logró hacerlo.
Con una plataforma de plástico sostienen y recubren la camara. La plataforma contiene un tubo, estrecho, por el cual el pulpo introduce su tentáculo y saca la foto.
Los niños que visitaban el acuario se sorprendieron frente al particular fotógrafo.
Esto nos hace pensar, qué bueno sería si un fotógrafo tuviera ocho manos.

Comments

comments