fbpx

Cuando Christopher saltó el 14 de noviembre 2014 en la que era su quinta clase de “caída libre acelerada” (intentando largarse en paracaídas) no se imaginó que viviría una experiencia cercana a la muerte: pasó 30 segundos inconsciente, cayendo sin ningún control durante casi 6.000 pies. “Alrededor de los 9.000 pies tengo un ataque al intentar un giro a la izquierda. Entonces me paso los próximos 30 segundos inconsciente en caída libre. “Afortunadamente mi instructor se las arregla para sacar mi cordón de apertura en torno a los 4.000 pies”, describe el protagonista en el escalofriante video. Según su relato, vuelve a tomar conciencia a los 3.000 pies y consigue llegar a tierra correctamente.

 

Comments

comments