fbpx

Siguen los ataques de la coalición contra objetivos de ISIS. La idea es ir recuperando territorios y ciudades a fin de llegar fuertes al objetivo más importante: La ciudad de Mosul, ya que recuperarla significaría un golpe casi de gracia en el corazón del califato.

Pero mientras esto ocurre, los terroristas continúan devastando ciudades históricas en nombre de Alá. A Nimrod y Hatra se suma la ciudad de Dur Sharrukin. Las destrucciones se llevan a cabo con maquinas excavadoras y posteriormente a un saqueo sistemático de tesoros.

Mientras tanto, trascendió un pedido de disculpas del Yihadista John. No, no se arrepiente de las decapitaciones, pero si se arrepiente de los problemas que trajo a sus padres al develarse su identidad. Es que en el Islam, deshonrar a los padres es un pecado que puede significar el infierno. Pobre John…

Comments

comments