Es John Cantile, otra vez el periodista inglés, rehén de ISIS, que parece haberse salvado ¿Cómo? Estado islámico le encontró una mejor utilidad: ser su presentador oficial. En el primer capitulo, mostró cómo era la vida en Mosul. Ahora, muestra la ciudad de Halab, Siria, el centro de la guerra desde el 2012. Bombardeos, puestos de información de ISIS, y hasta entrevistas con transeúntes. Ya vimos trailers de decapitaciones, ahora la propaganda de Estado Islámico… un show turístico.

Comments

comments