El conflicto Israel-Palestina ha escalado casi a un nivel de guerra. En los últimos cinco días han muerto 200 palestinos y un ciudadano israelí. Recientemente el país vecino a ambos, Egipto, propuso un alto al fuego. Israel aceptó, pero Hamas parece no haber estado muy convencido. Así que pocas horas después Israel resumió sus bombardeos aéreos, y hoy anunció que los próximos blancos son las casa de líderes de alto rango en Hamas. El primer ministro israelí, Netanyahu, declaró “Si no hay alto al fuego, nuestra respuesta es fuego.”

Comments

comments