Lo que más se temía, ya sucedió. La lava destruyó el primer hogar. El alerta que rige desde septiembre, dio tiempo suficiente para evacuar, y no se reportaron víctimas. Otras 50 viviendas están amenazadas, y ya retiran sus pertenencias. Kilauea erupciona desde hace 30 años, y su lava destruyó 200 hogares en 1980.

Comments

comments