fbpx

Está científicamente comprobado que los bebés crean el vínculo con su mamá a través de la mirada. Recientes investigaciones indican que en el caso de la relación de un perro y su dueño, sucede lo mismo.
Cuando los perros miran a su dueño, el nivel de oxitocina (la hormona del amor) aumenta. Y es en ese segundo en el que se enamoran de quien será su mejor amigo. Sin embargo, esto solo funciona con los humanos ya que los perros no se miran unos a otros. Prueba mirarte con tu perro y verás el amor en sus ojos.

Comments

comments