fbpx

En el parque Yellowstone, un grupo de osos negros corrieron a los visitantes. Una mamá y sus tres oseznos persiguieron a quienes intentaban tomarles una fotografía. Finalmente, los obligaron a regresar a sus autos. Por lo que vemos no les gustan mucho los humanos. Deberían aprender de la hermosa relación entre Winnie The Pooh y su mejor amigo Cristopher Robin.

Comments

comments