fbpx

Una tormenta de nieve azotó el noreste de Estados Unidos, cayendo más de un pie (30 cm) de nieve a través de Massachusetts y Connecticut, incluso cuando su impacto en la ciudad de Nueva York cayó por debajo de las predicciones.

Los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey levantaron la prohibición de viajar que habían impuesto un día antes y el metro de la ciudad de Nueva York regreso a su funcionamiento regular, aunque las autoridades instaron a las personas que no tienen que conducir a permanecer fuera de las carreteras cubiertas de nieve.

Una advertencia de tormenta de nieve se mantuvo vigente durante gran parte de Massachusetts y Rhode Island, donde se esperaba que la nieve caería a un ritmo tan alto como 2 a 3 pulgadas (5 a 8 centímetros) por hora.

Algunas de las nevadas más intensas se registraron en partes de Connecticut y Massachusetts, con cerca de 20 pulgadas (50 centímetros) reportados en torno a Worcester.

Amtrak suspendió los servicios ferroviarios entre Nueva York y Boston, y en el estado de Nueva York, Vermont, Massachusetts y Maine.

Comments

comments