fbpx

Un equipo de montañistas quiere lograr un récord mundial muy particular: jugar el primer partido de rugby en el Polo Norte. Para eso, caminaron 160 kilómetros sobre un mar congelado hasta llegar al lugar más frío del planeta. Dos ex miembros del equipo de rugby inglés serán los directores de lo dos equipos que jugarán el helado partido. El objetivo es juntar 300.000 libras esterlinas para “Wooden Spoon”, una caridad que rescata a jóvenes de las calles a través del rugby. ¿Te imaginas el tradicional Haka en el hielo?

Comments

comments