Neymar Jr y Sebastien Ogier, el campeón mundial de Rally se juntaron en una localidad cerca de Barcelona para ponerse a prueba en los deportes del otro… Y no les fue muy bien.
La cara de pánico que mostraba Neymar en el auto no tiene precio, y Ogier tampoco se defendió muy bien con la pelota. Todo muy lindo, pero ¡vuelvan a lo suyo, señores!

Comments

comments