Un bote con 97 pasajeros indonesios, se volcó y hundió ayer, poco después de haber dejado la costa de Malasia. Hasta ahora, 60 personas han sido rescatadas, 2 encontradas muertas y 35 aún desaparecidas. Las autoridades presumen que los indonesios se dirigían a su país antes del comienzo del mes de la celebración religiosa musulmana de Ramadán. Miles de indonesios trabajan ilegalmente en haciendas y sembrados en Malasia, y exponen en viajes peligrosos para poder regresar a casa.

Comments

comments