fbpx

Barack Obama declaró una situación de “emergencia nacional” por el “riesgo extraordinario” que supone la situación en ese país para la seguridad de EE.UU.

Además se prohibió la entrada a siete funcionarios venezolanos y se congelaron sus activos por que estarían vinculados con violaciones a los derechos humanos. El Congreso de Estados Unidos ya había aprobado el pasado 10 de diciembre las sanciones a los oficiales y Obama las había ratificado el 18 de diciembre, pero no ha sido sino hasta este lunes cuando la Casa Blanca identificó a los afectados.

“La Casa Blanca está profundamente preocupada por esfuerzos del gobierno venezolano para aumentar la intimidación sobre adversarios políticos” y exigen la liberación de los políticos presos. Según EE.UU. estos funcionarios habrían estado vinculados a actos de violación a los derechos humanos precisamente por detener en las protestas golpistas registradas en Venezuela entre febrero y mayo pasado el plan “La Salida” (en alusión a “la salida” de Nicolás Maduro de la presidencia), donde fallecieron 43 personas, la mayoría por disparos en la nuca y la cabeza. Como respuesta a esas acciones vandálicas, se instaló el Comité de Víctimas de las Guarimbas, para exponer ante el mundo sus historias, en vista a que los medios de comunicación social las ocultan.

 

Comments

comments