fbpx

Aldo Rebelo, ministro de Deportes de Brasil, reconoció que es posible que algunos trabajos de infraestructura no estén listos antes de que arranque el torneo mundialista. Los turistas también deberán enfrentar precios estratosféricos, pues una caipirinha cuesta 10 dólares, una pizza 35 y una hamburguesa 15.

Comments

comments