Después del fenómeno del video de la mujer caminando por Nueva York, en Nueva Zelanda repitieron el experimento y no pasó… nada. Sólo dos personas pararon a la actriz para pedirle direcciones y preguntarle si era italiana, aunque se disculpó por haberla detenido. Claro, las dos caminan por zonas totalmente diferentes. Nueva York es un centro de culturas y personas diferentes. Auckland, no. La elección de zonas es tendenciosa, y una población no se define por zonas. Una comparación de estos videos no parece ser lo más acertado.

Comments

comments