fbpx

Los habitantes de Guerrero, hastiados de la indiferencia del Estado y la complicidad policial, llevan desde hace un tiempo, una política de autodefensa. Con un puñado de armas viejas cuidan sus cosechas, y entre ellos, ante cualquier ataque. Muchos de estos movimientos empezaron en pequeñas poblaciones que luego fueron ganando notoriedad o necesidad de rebelarse como el caso de Michoacán.

Comments

comments