fbpx

En medio de la desaparición de los estudiantes, las marchas y la represión, otro escándalo manchó a la presidencia de México: el de “la casa blanca”. La mansión ligada a la presidencia fue el centro de acusaciones y dudas sobre “privilegios especiales” del grupo constructor. Angélica Rivera, esposa de Peña Nieto, aclaró que compró la casa con sus ingresos como actriz y disminuyó el hecho de conocer al dueño del grupo higa. Mismo grupo que realizó obras de infraestructura y participó en la licitación del tren México-Quetaro. ¿nepotismo o mera coincidencia?

Comments

comments