fbpx

En Rusia se aprobó una nueva reglamentación vial en la que se prohíbe conducir a personas transexuales, travestis o que tengan otro tipo de “desorden sexual”. El argumento radica en que la prohibición alcanza a personas con “desórdenes mentales o de conducta” según la definición de la Organización Mundial de la Salud.
Esta definición incluye “desórdenes de identidad de género” como el transexualismo, o de “preferencias sexuales” como el voyerismo y el fetichismo. Mientras tanto, el Estado no solo prohibe actividades sino que persigue legal o ilegalmente a la comunidad homosexual debido a la fuerte influencia de la Iglesia Ortodoxa Rusa en cuestiones de Gobierno.

Comments

comments