fbpx

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha intentado distanciarse de otorgar apoyo a los rebeldes pro-rusos en Ucrania. Su intervención le ha costado fuertes sanciones por parte de la UE y EEUU. Por lo tanto su nueva estrategia parece ser apoyar la separación y creación de un Estado autónomo en el este de Ucrania. Los rebeldes pro-rusos apoyan esta moción en un 90%. Putin alega que Rusia no se puede quedar de manos cruzados cuando sus ciudadanos son asesinados a quemarropa, comparando a las fuerzas armadas ucranianas con Nazis.

Comments

comments