Se presentó el esperado Samsung Galaxy S6, con todas las mejorías que debe tener un dispositivo de ese estilo. Un sistema operativo cada vez más práctico y simple,  una pantalla más grande y con la mejor nitidez del mercado, compatible con el Gear VR (una especie de mecanismo de realidad virtual aún en prototipo). Ambas cámaras, central y delantera, son excelentes dependiendo su función. ¿El problema? El eterno reflejo de Apple en Samsung, un diseño muy similar al Iphone 6 y no sólo eso sino también el uso constante ,de parte de Samsung, del dispositivo de Apple para comparar su producto. Tal vez, la Coreana debería mirar más hacia si misma y tal vez lograr la manera de volver a revolucionar el mercado en lugar de compararse con la competencia.

Comments

comments