Venezuela organizó un ejercicio militar para contrarrestar una supuesta amenaza de EEUU, desplegando a soldados y partidarios a marchar con misiles al hombro a fin de defender una refinería de un ataque simulado. 80 mil soldados y 20 mil civiles se movilizaron durante 10 días.
La Unasur se pronunció en apoyo a Maduro, rechazó la decisión de EEUU de declarar como “amenaza para la seguridad” a Venezuela. Los líderes de la oposición sostienen que el ejercicio militar es una farsa y acusan a Maduro de estar tras la crisis económica y de distraer a los venezolanos de las terribles y largas colas para adquirir productos de primera necesidad, como así también de la altísima inflación y de la seguridad rampante.
Algunos expresaron su inquietud respecto al creciente papel militar en medio de la represión constante que vive la oposición en el país. El mes pasado, el alcalde de Caracas Antonio Ledezma fue encarcelado y un niño de apenas 14 años murió asesinado a tiros por la policía durante una protesta. “Corruptos, sus viajes a Disney World han terminado” twiteó el lider opositor Henrique Capriles, refiriéndose a la prohibición de visados de EEUU a 7 funcionarios venezolanos acusados por Washington de corrupción y atentar contra los DDHH.
El hecho de que Washington haya declarado a Venezuela como “amenaza a la seguridad nacional” puede ser algo muy positivo para el presidente Maduro. El sucesor de Chavez ha dedicado largas horas en discursos anti imperialistas y finalmente ha conseguido asignaciones especiales o super poderes, en medio de la desconfianza. En una ruidosa sesión de la Asamblea Nacional, presidida por los legisladores del Partido Socialista, se aprobó por mayoría la “Ley Habilitante”, como respuesta legitima a la declaración a las sanciones de EEUU a Venezuela.
En el exterior, los partidarios de Maduro (vestidos de rojo) cantaron y celebraron pancartas con consignas contra EEUU. Afuera, los partidarios vestidos de rojo Maduro cantaron y celebraron pancartas con consignas contra Estados Unidos. Maduro se dirigió a ellos y dijo que enviaría una carta de protesta al presidente de los EEUU, Barack Obama

Comments

comments